lunes, 21 de octubre de 2013

Auto-apagado de enchufes para ahorrar dinero

De sobras sabemos que todos esos transformadores enchufados en la regleta del ordenador tienen un consumo aunque no se estén usando. Lo mismo pasa con prácticamente todo lo que se enchufa y no tiene un interruptor grandote (de los mecánicos): monitores, impresoras, y demás fauna. Sí, es un consumo pequeño, pero que nos podemos ahorrar de forma muy sencilla.
Presentamos el Auto-apagado de enchufes (semi) automático!!



  • ¿Esto que es lo que es? Pues básicamente, un enchufe controlado por USB.
  • ¿Cómo funciona? Cuando el puerto USB al que está enchufado tiene corriente, el enchufe está encendido, y cuando no, pues no.
  • ¿Qué se puede enchufar? Pues básicamente todos los periféricos del ordenador. La idea es conectar el USB al ordenador, de manera que cuando lo encendamos, se encienda toda la regleta de periféricos, y cuando lo apaguemos, se desconecte todo para ahorrar energía. 
  • ¿Y qué no? Lógicamente, el ordenador mismo. Tampoco otras cosas que necesites tener siempre encendidas, como el router de internet (si lo usas para la wifi).
  •  ¿Cuanto cuesta? Pues unos 4 o 5 euros así por encima. 
Así es como me lo he hecho yo. En primer lugar nos dirigimos al bazar chino de confianza y compramos uno de estos. Menos de 3 euros cuesta.




A continuación nos cagamos en los chinos cuando vemos tan originales tornillos, pero rápidamente tiramos de astucia para sortear el obstáculo.



Ahora la idea es sustituir el bonito interruptor rojo por otro (menos bonito, pero más interesante) interruptor electrónico. ¿Y qué es eso?  Pues un relé de 5 voltios, que tienen en cualquier tienda de electrónica (o más barato en Ebay).
Ahí podemos ver las características del susodicho. Este es capaz de manejar corrientes de 10 amperios a 250 voltios de alterna, es decir, 2500 vatios. Vamos, de sobra para el equipamiento informático medio.

La idea es conectar la bobina del relé directamente a los cables de Vcc y GND de un cable USB. Los otros terminales, que son los que conecta o desconecta el relé, los soldaremos donde estaba conectado el interruptor rojo.


Si alguien necesita un esquema que lo pida, pero en serio, si no estais seguros de lo que haceis mejor no lo hagais, que estamos hablando de voltajes peligrosos.

Y ahora, como el interruptor era bonito, habra que sustituirlo por algo bonito. En paralelo al relé he conectado un Led rojo (con su correspondiente resistencia). Con unas láminas de plástico lijadas he hecho un difusor que da bastante el pego.


Después de quitar el interruptor (que se guarda en el cajón para otro proyecto), se tapa el agujerito con los difusores y un poco de térmofusible.


Y solo queda cerrarlo (si es posible poniendo unos tornillos de los normales) y probarlo.

El USB se puede enchufar al ordenador, pero yo he aprovechado que mi monitor tiene conectores USB para ponerlo ahí. Lo bueno es que cuando apago el monitor, se apaga toda la regleta (por ejemplo si voy a comer) y no tengo que ir apagando cada cosa por separado.


Seguir leyendo [+]

martes, 25 de junio de 2013

A esta diana electrónica sólo le gustan las pilas

Me regalaron esta diana hace algún tiempo y he venido notando que necesita que las 4 pilas AA que usa estén en muy buena forma para que funcione bien. Enseguida la pantalla se ve muy clarita y cuesta verla.


 

Así que me decidí a no seguir gastando pilas y comprobé que tiene un adaptador de corriente, pero ni lo tengo ni pone a que voltaje funciona.




Como funciona 4 pilas, debería valer con unos 6 voltios si no llevara ningún tipo de regulador interno. Así que, armado con mi fuente de laboratorio, fui probando desde 4 hasta 6 voltios, y luego seguí hasta 7, 8, arriesgando hasta 9... nada. ¡Maldita sea! Probando con el polímetro en continuidad tampoco parece que esté conectado directamente con el alojamiento de las pilas. ¿Estará desconectado, será de adorno?

Hora de abrirla para ver qué pasa.




Y 24 tornillos después...



Veamos el conector de corriente en detalle.



No tiene mucho misterio. La bobina es solamente para quitar ruido y está intacta. El cable negro de la derecha es el negativo que viene del alojamiento de las pilas. Está conectado de forma que cuando se enchufa el adaptador, se queda desconectado del circuito.

Veamos otro de los circuitos de nuestra amiga diana.


La serigrafia pone claramente Keyboard / PWR, así que se encarga de gestionar la alimentación. Se puede ver claramente que en el diseño alguien la cagó y tuvieron que cortar dos pistas y soldar un par de cables a lo cutre. Veamos por debajo.


Un simple regulador lineal 7805, que deja salir cinco voltios, y unos pocos diodos. Siguiendo el circuito se ve que el regulador sólo está conectado al adaptador de corriente, así que cualquier transformador que de a partir de unos 6 voltios (hay que darle un margen de un voltio más al menos para que funcione bien) debería valer. Vemos que antes del regulador hay un diodo, que se suele comer 0.4 voltios, asi que subimos a 6.4 el mínimo. Después del regulador hay otro diodo, asi que su cerebrito está diseñado para funcionar a 4.6 voltios.

Y del lado de las pilas, un par de diodos en serie, que dejan el voltaje en 6 - 0.4*2 = 5.2 voltios cuando están nuevas.

Todo parece correcto, así que, ¿por qué no funciona con el adaptador? Tras muchas pruebas, variando el voltaje en distintos sitios, al final me doy cuenta de lo que pasa. No funciona cuando el voltaje se sube poco a poco. Es decir, si le conectas la fuente y empiezas a subirla poco a poco hasta 7 voltios, no funciona. Si le conectas la fuente directamente a 7 voltios, perfecto. ¡Manda narices!

Investigando un poco más, parece que es porque su microprocesador se queda bloqueado en algún estado no válido. Si después de subir el voltaje poco a poco, se le da a la tecla de reset, también funciona.

Así que desmontarlo no ha servido para arreglar nada, pero ha servido para entender como funciona, y responder a dos preguntas.

- ¿Por qué es tan exigente con las pilas?
Porque su procesador necesita al menos 4 voltios para funcionar (según mis pruebas), y dado que tiene conectados dos diodos en serie (para bajar el voltaje cuando las pilas están al máximo), las 4 pilas tienen que dar al menos 4.8 voltios para que funcione, 1.2 voltios por pila. O sea, que cuando las pilas tienen menos de 1.2 voltios, ya no va. Una ruina. ¿Por qué?
Si vemos la curva de descarga de una pila alcalina (ya no digamos una recargable, con las que directamente no funcionaria), vemos que a 1.2 voltios una pila está más o menos a la mitad de su vida útil. Para aprovecharla bien, un buen aparato debe de aprovecharlas hasta 1.0, ó 0.8 voltios idealmente.

- ¿Qué adaptador de corriente usar?
Uno que, entregando una corriente de 30 mA (medidos con polímetro), entregue 6.4 voltios o más. Lo ideal es ajustarlo al máximo por dos motivos. El primero, porque asi será más pequeño y barato. El segundo es que evitará que el regulador de voltaje de la diana se sobrecaliente. Yo he encontrado uno que pone 6V @ 300 mA que, midiéndolo, entrega 7 voltios cuando está enchufado a la diana, asi que perfecto.

Y de postre otra foto del circuito donde va el microprocesador y la pantalla. La verdad que la empresa que lo manufacturaba era un poco chapuzas, por lo que se ve. ¡Vaya soldaduras tienen los cables del altavoz!


Seguir leyendo [+]

domingo, 3 de marzo de 2013

Haz la cama mejor con un viejo disco duro

Estoy cansado de que casi cada día se salgan las sábanas de debajo del colchón, y tengo mejores cosas que hacer que estar haciendo la cama, la verdad. ¿Cómo podemos optimizar esta rutina diaria?

Con imanes. 


Esto son dos imanes de neodimio niquelados y pegados a un trozo de metal. Se pueden comprar, pero ¿para qué comprar cuando se puede conseguir gratis de un viejo disco duro?.



Solo hay que desmontarlos quitando cuantos tornillos haya. En este quité los platos también, pero normalmente no hace falta. Cada disco duro tiene dos imanes, uno por encima y otro por debajo de la bobina de las cabezas lectoras, que se mueven gracias a este campo magnético. 

Hay que tener cuidado, estos imanes son muy potentes, y si se juntan pueden darte un buen pellizco o se pueden partir.

La idea es que los imanes se coloquen por encima de las sábanas/mantas y por atracción magnética se queden unidos al somier metálico, sujetandolo todo. Así lo tuve durante un tiempo, pero es mucho mejor colocar un par de imanes fijos en el somier, y otro par de imanes por encima.


Para sujetar los imanes al somier, me pareció elegante hacerlo con unos remaches, aprovechando el par de agujeros que tienen las placas metálicas de soporte.


Unos agujeritos en el somier.


 Y con la remachadora, en un momento se quedan fijos. También se pueden usar tornillos de rosca chapa.


Para terminar, se colocan otro par de imanes por encima de la colcha o lo que se quiera sujetar.


Ahora para hacer la cama solo hay que estirar fuerte de las sábanas. Y ya no hay pies frios a media noche porque se han salido las mantas.

Seguir leyendo [+]

sábado, 16 de febrero de 2013

Ponle un termostato a tu calefactor

Con los fríos del invierno muchas veces hay que echar mano de un calefactor eléctrico, sobretodo en casas donde no hay calefacción central o cuando queremos calentar solo un cuarto. Estando en UK, conseguí este convector bastante barato y totalmente silencioso, al no tener ventilador.

 

De marca Consort Corsair, el pobre solo tiene un selector de potencia, así que para apagarlo hay que desenchufarlo. Y claro, andar desenchufándolo cada vez que hace calor, y enchufándolo cuando hace frío es un coñazo enorme, sobretodo si estás durmiendo. ¿Y qué vamos a hacer, tirarlo y comprar uno que lleve termostato? ¿Aguantarnos y pasar frío? No hamijos, vamos a ponerle un termostato en 5 minutos (bueno, y el tiempo de ir a la tienda a por lo que necesitamos).

¿Qué necesitamos?



Un termostato de pared, que soporte la potencia del aparato en cuestión. En mi caso, la pegatina del aparato pone:



2000 Watios, o lo que es lo mismo, 8.33 Amperios. El termostato pone que soporta 16 amperios, casi el doble.

Y también compré esto:


Una regleta que será donde se enchufe el convector. Mi idea era comprar simplemente un prolongador, pero no encontré ninguno barato.

Así que básicamente el termostato se conectará en serie con la regleta, apagándola o encendiéndola según la temperatura. Y el termostato simplemente se enchufa a la regleta y no hay que desmontarlo ni nada.

Fotos del montaje:



Según la pegatina del termostato, el terminal 2 (Heating) se conecta con el terminal 1 (Live in) cuando la temperatura baja. Complicación ninguna.


Confirmamos, según el enchufe, que el cable marrón es el "Live" o Vivo. Este es el que hay que cortar a mitad de cable más o menos para que pase a través del termostato.



Y listo.




Ahí está el termostato colocado aproximadamente a la altura de la cama para que mida la temperatura del aire que me rodea cuando duermo.

Seguir leyendo [+]

domingo, 2 de septiembre de 2012

Instalando un extintor en el coche

Con tantos incendios por España a uno le da por pensar que tal vez un extintor en el coche estaría bien tenerlo. Puede que no haga mucho, pero ser también la diferencia entre que se quede en un susto o ver como se consume tu cuatro ruedas mientras vienen los bomberos a apagar los rescoldos.

Después de hacerme con uno de 2 kg por unos 25 euros, el problema es instalarlo de forma firme. En el habitáculo solo podria ir debajo del asiento del conductor, pero me parece más fácil ponerlo en el maletero. El extintor trae un soporte de plástico para montarlo con un par de tornillos, pero esa opción la descarto porque si algun día me estorba no podría quitarlo.

Así que me decanto por usar un par de tiras de Velcro, y montarlo cerca del portón para poder sacarlo rápidamente aun con el maletero lleno. Os pongo el proceso por si alguien más se anima:

Primero hay que quitar el plástico central. Sale hacia arriba tirando con cuidado para soltar las grapas.



Aquí un detalle de las grapas que lleva.



Ahora hay que quitar el tapizado del lateral. Para ello hay que quitar la luz (haciendo un poco de palanca por un lado) y tres tornillos. Uno está a la izquierda de la lámpara.



Los otros dos están cerca del anclaje del asiento trasero. Quitamos el tornillo grande, levantamos el plástico y quitamos el pequeñin.


El resto son grapas. Hay que tirar con cuidado desde la zona de la puerta del maletero y con maña y paciencia sale. Para quitarlo del todo hay que sacarlo de los anclajes negros metálicos del fondo del maletero.

Ahora hay que preparar las cintas de Velcro. Seguramente vendan las cintas ya hechas, pero como tenía material por casa he decidido hacérmelas yo. Lo primero es hacer las anillas con un poco de alambre.


Se corta un poco y se le da forma con los alicates finos.


Un poco de estaño para soldarlo, y queda más o menos decente y robusto.


Ahora se cose a un extremo del Velcro (el de pelos, sin adhesivo).

Y repetimos para tener dos.


Ahora hay que buscar los anclajes que nos van a ayudar a sujetar estas tiras de Velcro para que no hagan fuerza solamente del tapizado. Como el extintor va a ir de pie en el rincón de la izquierda, busco anclajes cercanos.

En uno de los huecos he pasado un trozo de cuerda, y en un tornillo he puesto un trocito de chapa por el que pasará directamente la cinta.


Detalle de los anclajes.


Las cintas van a pasar por el hueco que hay entre el plástico negro y la tapicería (por donde salen las cintas blancas en la foto), y también por unos cortes que se hará en la tapiceria (pintados en azul). Se mide a que altura van a quedar las cintas y se hacen un par de cortecitos en la tapicería con la dremel (sí, duele un poco pero apenas se notan ;P).


Se meten las cintas de Velcro por las ranuras, y se monta la tapiceria pasando las cintas por los anclajes.


Por último hay que cortar lo que sobre de las cintas de Velcro, y coserle justo al final el otro tipo de Velcro, el de los ganchos. Así es como queda:




Y a pesar de que para navegar por internet suelo confiar en Chrome, para apagar fuegos me fio más de Firefox ;)


Un saludo!

Seguir leyendo [+]