domingo, 2 de septiembre de 2012

Instalando un extintor en el coche

Con tantos incendios por España a uno le da por pensar que tal vez un extintor en el coche estaría bien tenerlo. Puede que no haga mucho, pero ser también la diferencia entre que se quede en un susto o ver como se consume tu cuatro ruedas mientras vienen los bomberos a apagar los rescoldos.

Después de hacerme con uno de 2 kg por unos 25 euros, el problema es instalarlo de forma firme. En el habitáculo solo podria ir debajo del asiento del conductor, pero me parece más fácil ponerlo en el maletero. El extintor trae un soporte de plástico para montarlo con un par de tornillos, pero esa opción la descarto porque si algun día me estorba no podría quitarlo.

Así que me decanto por usar un par de tiras de Velcro, y montarlo cerca del portón para poder sacarlo rápidamente aun con el maletero lleno. Os pongo el proceso por si alguien más se anima:


Primero hay que quitar el plástico central. Sale hacia arriba tirando con cuidado para soltar las grapas.



Aquí un detalle de las grapas que lleva.



Ahora hay que quitar el tapizado del lateral. Para ello hay que quitar la luz (haciendo un poco de palanca por un lado) y tres tornillos. Uno está a la izquierda de la lámpara.



Los otros dos están cerca del anclaje del asiento trasero. Quitamos el tornillo grande, levantamos el plástico y quitamos el pequeñin.



El resto son grapas. Hay que tirar con cuidado desde la zona de la puerta del maletero y con maña y paciencia sale. Para quitarlo del todo hay que sacarlo de los anclajes negros metálicos del fondo del maletero.

Ahora hay que preparar las cintas de Velcro. Seguramente vendan las cintas ya hechas, pero como tenía material por casa he decidido hacérmelas yo. Lo primero es hacer las anillas con un poco de alambre.


Se corta un poco y se le da forma con los alicates finos.


Un poco de estaño para soldarlo, y queda más o menos decente y robusto.


Ahora se cose a un extremo del Velcro (el de pelos, sin adhesivo).

Y repetimos para tener dos.


Ahora hay que buscar los anclajes que nos van a ayudar a sujetar estas tiras de Velcro para que no hagan fuerza solamente del tapizado. Como el extintor va a ir de pie en el rincón de la izquierda, busco anclajes cercanos.

En uno de los huecos he pasado un trozo de cuerda, y en un tornillo he puesto un trocito de chapa por el que pasará directamente la cinta.


Detalle de los anclajes.


Las cintas van a pasar por el hueco que hay entre el plástico negro y la tapicería (por donde salen las cintas blancas en la foto), y también por unos cortes que se hará en la tapiceria (pintados en azul). Se mide a que altura van a quedar las cintas y se hacen un par de cortecitos en la tapicería con la dremel (sí, duele un poco pero apenas se notan ;P).


Se meten las cintas de Velcro por las ranuras, y se monta la tapiceria pasando las cintas por los anclajes.


Por último hay que cortar lo que sobre de las cintas de Velcro, y coserle justo al final el otro tipo de Velcro, el de los ganchos. Así es como queda:




Y a pesar de que para navegar por internet suelo confiar en Chrome, para apagar fuegos me fio más de Firefox ;)


Un saludo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada