sábado, 19 de noviembre de 2011

Mezclando dos cuentakilómetros

Hoy tenemos un cuentakilómetros que, al igual que su dueño, sufrió la dulce caricia del asfalto.

Un buen golpe para el amigo Bri2. No parece que se pueda hacer nada. ¿O sí?

La pantalla está hecha añicos y tal vez su circuito también. ¿Está todo perdido? Hace años nos robaron una bicicleta, pero no su cuentakilómetros que en ese momento teníamos guardado en casa. El pobre tiene ya su edad, no le funcionan los botones, el contacto de la batería está oxidado y la tapa está en paradero desconocido.


Un viejo cuentakilómetros Equus que estaba por ahí.


Sí, la mayoria los tiraría a tomar por saco y compraría uno nuevo. Pero ¿por qué pasar la tarde comprando cuando podemos pasar un buen rato en el taller? ¿Qué tal si probamos a hacer un híbrido entre los dos? Challenge accepted.

Lo fácil sería que el soporte del Bri2 fuera compatible con el Equus, pero no es el caso. Vamos que no encaja. El sensor a nivel eléctrico si que lo es, todos los que he visto lo son. No son más que interruptores mecánicos que se cierran cuando pasa el imán cerca. 



Parte de atrás del cuentakilómetros Bri2.

Parte de atrás del cuentakilómetros Equus.

Podríamos hacer un soporte para el Equus y cortar y empalmar los cables, pero también nos falta la tapa de la bateria. Se me ocurre una idea más loca y divertida, cortarlos por la mitad y hacer un híbrido entre ambos.

Parte de atras del cuentakilómetros Bri2 cortada.

Abrirlos no es fácil. No hay tornillos ni pestañitas ni nada. Aquí solo se puede aplicar la fuerza, asi que un poco de disco de corte de la dremel y listo.

Equus cortado por la mitad.

Los botones del viejo cuentakilómetros Equus han perdido sus propiedades y no funcionan. Pero bueno, se les quita la parte negra que ha dejado de conducir la electricidad y se les pega un trocito de papel de aluminio. Simple y efectivo.

Botones del Equus listos para pegarles un trocito de papel de aluminio.


 Ahora viene el tema de la batería. La posición en ambos no coincide, asi que vamos a tener que hacer un apaño.

A la izquierda soporte de batería del Equus. A la derecha soporte del Bri2.


Desoldamos el soporte de batería del cuentakilómetros roto (Bri2) y se lo ponemos al viejo. Así coincidirá la batería con su nueva carcasa.

Nuevo soporte de la batería para desplazarla.

Ala, ya está hecha la prótesis. Hay que tener cuidado de que no se toquen las dos pletinas (se haría cortocircuito), por eso se ha puesto un trocito de plástico transparente entre ambas.

 No hay que olvidarse de las conexiones del sensor de la rueda. Como no coinciden se sueldan unos cablecillos y listo. Hay que vigilar también que al cerrar no toquen la pletina de la batería.

Conexión del conector del sensor con un par de cables al nuevo circuito.

Probamos a cerrar y parece que todo va bien.

Veremos a ver si cierra!

Es momento de probar que todo funciona, y si es así se cierra y se pega. Ni se os ocurra probar a hacerlo con Super glue (cianocrilato). Se come los plásticos, estropea los contactos eléctricos y empaña la pantalla (sí, lo sé por experiencia). Una buena opción es usar pegamento de tipo Epoxy de dos componentes.

Un par de pinzas para sujetar la carcasa mientras se pega.

Y una vez seco el pegamento queda tal que así.

El híbrido recién pegado.

Un poco feo e irregular, ¿no?. Pues sí, pero no pensaba dejarlo así :P. Un poco de lija empezando con grano grueso y terminando con fino y después pintura negra mate y quedará más o menos así.

El híbrido Equus - Bri2 sobre la bici.



Aquí tenemos nuestro cuentakilómetros Frankenstein particular. Un mod útil que no se tarda mucho en hacer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada