sábado, 5 de noviembre de 2016

Botón para abrir el garaje en el salpicadero de un Audi A3

Las puertas automáticas de los garajes nos han hecho la vida mucho más cómoda. Atrás quedó dejar el coche en mitad de la calle mientras nos bajamos y abrimos la cerradura. Sin embargo, muchas veces hay que estar buscando el mando mientras nos acercamos a la puerta para que se vaya abriendo y no entorpecer demasiado el tráfico. Además, los botones de los mandos están hechos para evitar que se pulsen accidentalmente, lo que añade un extra de dificultad al asunto mientras conducimos. ¿Qué mejor idea que tener un botón en el salpicadero del coche para abrir el garaje?



En este Audi A3 del 2008 (8P - restyling), el botón a la derecha del ESP está en blanco, seguramente sea para los asientos calefactables. En ebay, y en algunas web como Car style 4 you venden botones personalizados con distintos logos y diseños.


El botón viene con dos cables. Uno de ellos (el de los cables pelados) es el pulsador, y hay que soldarlo al mando del garaje. El otro es para iluminar el botón, y coge la corriente de otro botón ya instalado (por ejemplo el del ESP).


El primer paso es desmontar el mando del garaje y localizar los puntos donde soldar el cable. Lo suyo es coger el polímetro y, en modo resistencia, comprobar las patillas del pulsador. La resistencia debe ser cercana a cero al pulsarlo.
Haciendo un pequeño agujero en la carcasa del mando se puede pasar fácilmente el cable y así el circuito queda protegido en su carcasa original.


El siguiente paso es desmontar la botonera del coche. Primero hay que desmontar el marco. Para ello, con una tarjeta de crédito y con ayuda de una pinza de plástico (para evitar marcas) se hace palanca y salta fácilmente. Lo ideal es usar las típicas herramientas de plástico para abrir móviles.


Una vez quitado, hay que extraer el soporte de los botones. El soporte sale muy fácilmente presionando las dos pestañas que hay a los lados con un destornillador plano .



 Una vez fuera el soporte, se puede acceder a las conexiones de los otros botones y así poder "robarles" corriente para iluminar el nuevo. En mi caso solo tuve que desconectar el botón ESP y poner el conector que venía con el nuevo botón entre medias. En el caso de que no venga preparado, simplemente habría que buscar con el polímetro los dos pines que den corriente al encender las luces.  


Por último, cerrar todo con cuidado de no chafar ningún cable y listo.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada